La cafetería escolar garantiza una eficiente y oportuna atención a sus clientes. Dispone de personal suficiente y capacitado en manipulación de alimentos y atención al cliente. Ofrece un amplio surtido de productos, la mayoría producidos por profesionales en nuestras mismas instalaciones y otros de compañías certificadas por sus altos estándares de calidad. En nuestra cafetería se destaca el orden, la calidad de los productos, un ambiente agradable y un servicio amable ofrecido a los integrantes de la comunidad educativa, todo lo anterior sumado a que se encuentra ubicada en medio de la naturaleza con vista a las montañas más hermosas de nuestra región.

Los refrigerios son una manera de aumentar la ingesta de frutas y verduras en los niños (as). La mayoría de los niños no comen la cantidad recomendada de frutas y verduras. Los refrigerios ofrecen una gran oportunidad para mejorar el acceso y la exposición a estos alimentos ricos en nutrientes y nos da la posibilidad de combinarlos con productos o sustitutos lácteos.
En la Cafetería evitamos los alimentos procesados y azúcares agregados. Los alimentos procesados (elaborados en una fábrica y que se venden en bolsas y cajas) no tienen muchos nutrientes y con frecuencia tienen una gran cantidad de azúcar y sal. Además, después de comer alimentos procesados, es posible que los niños vuelvan a tener hambre más rápido.

La posibilidad de tener huertas y una granja en el Liceo, nos permite que los niños conozcan la procedencia de los alimentos, en particular los vegetales, le den la importancia que ellos tienen y los valoren en su alimentación diaria.